Noticias y Análisis de los Mercados en América Latina

La Representante Culpa al ‘Gota a Gota’ por la Caída de la Economía

Felipe Pedraza

María del Mar Pizarro, representante a la Cámara, parece estar buscando una excusa para la caída de la economía. Ayer, con la publicación del DANE sobre el ISE y el PIB, los partidarios del gobierno pudieron ver cómo esa supuesta economía en búsqueda de la justicia social se desmorona; no solo falla en ser justa sino también en ser social, evidenciando un derrumbe económico provocado por varios errores del gobierno.

Más allá de que el Banco de la República, con su tasa de intervención, esté desincentivando el gasto, observamos la mala ejecución del gobierno en temas de presupuesto. Su derroche injustificado y la mala inversión en sectores populares ponen a Colombia en riesgo de una recesión o, peor aún, de una estanflación.

La mayoría de influencers y políticos afines al gobierno intentan ocultar la realidad, recordando a la película de Netflix «No miren arriba», donde, a pesar de las advertencias científicas sobre un asteroide, los políticos niegan la situación. De forma similar, allegados al gobierno del Cambio difunden mensajes alejados de la realidad técnica y sin sesgos, como «Colombia retoma la senda del crecimiento» o «La economía va bien», mostrando una desconexión con la situación actual del país.

Hoy, la representante María del Mar Pizarro, al hacer afirmaciones que parecen sacadas de una gran ficción, ha sido condescendiente. Aunque Colombia enfrenta el problema de los «Gota a Gota», el propio gobierno ha presentado alternativas como el programa Creo y, según la Banca de las Oportunidades, 1 de cada 5 colombianos que adquieren un crédito lo hacen por esta modalidad insegura y asfixiante.

No se niega la existencia del Gota a Gota, pero preocupa que un cargo de tal poder sugiera que la caída de la economía se debe a ello, infiriendo que también es la causa de la subida de las tasas de interés del Banco de la República.

Este razonamiento, que recuerda a la idea de que se puede acabar la pobreza imprimiendo más dinero, deslegitima el trabajo de los técnicos del Banco, profesionales dedicados al buen funcionamiento de la economía del país y al manejo adecuado de su liquidez.

Además, comparar a Colombia con la novena economía mundial, Brasil, resulta inapropiado. A pesar de estar en la misma región, Brasil no ha seguido el mismo desarrollo económico que nuestro país, y sus políticas monetarias no son comparables con una economía que es 5.12 veces menor en términos de PIB.

También se menciona una comparación de tasas de interés con México, que dista mucho de nuestra realidad inflacionaria. En conclusión, el planteamiento de la representante parece sacado de un cuento de fantasía, más detalladamente explorado en el video.